ATENT@ A ESTAS RECOMENDACIONES SI VAS A COMPRAR UN VEHÍCULO DE SEGUNDA MANO

Escrito por Marta Navarro

Mar 9, 2023

9 de marzo de 2023

 

La compra de un coche de segunda mano suele generar muchas dudas, sobre todo, debido a que, por regla general, se desconoce el uso que le ha dado su anterior propietario y su historial de mantenimiento.

Indistintamente de que el vehículo se compre a través de un concesionario o de un particular, antes de firmar el contrato de compraventa, es recomendable revisar que el vehículo se encuentra en el estado pactado, que está al día con la documentación precisa y que no tiene ningún tipo de truco o trampa detrás, que después pueda provocarnos problemas imprevistos.

 

  • Recomendaciones antes de firmar el contrato

El primer paso es comprobar que los datos que indica el vendedor del vehículo son correctos. Para ello, es imprescindible solicitarle una copia de la siguiente documentación: impuesto de circulación, libro de mantenimiento, última inspección técnica de vehículos, (si tiene más de 4 años), así como la ficha técnica, para detectar posibles modificaciones en el vehículo.

Si nos parece que toda la documentación está en regla y queremos seguir adelantes con la compra, se aconseja solicitar al propietario autorización para llevar el coche a un taller de confianza. Si el vendedor no te engaña, no tendrá ningún problema en acceder a ello y, así, podrás comprobar el estado más real posible, al menos, de estos elementos:

  • Sistema de frenos:  con una prueba dinámica del coche, se puede comprobar si se  generan ruidos al pisar el pedal del freno. En caso de producirse, es más que probable que las pastillas, e incluso los discos, necesiten reemplazarse.
  • Caja de cambios: se recomienda hacer una comprobación de las inserciones de cada una de las marchas, ver que todas se produzcan sin problemas, sin tirones y sin ningún tipo de ruido anómalo.
  • Sistema de escape: el color del humo puede darnos una pista de posibles anomalías: grisáceo, (es posible que tu vehículo tenga ciertos problemas con el turbocompresor, o bien que esté quemando aceite); azulado, (a menudo, significa que el motor está quemando más aceite de lo normal; o negro (generalmente, es producto de que el motor está quemando demasiado combustible y, aunque el detonante de esto pueden ser varios factores, lo más probable es que se deba a problemas relacionados con el filtro del aire, o bien con los inyectores).
  • Motor: para la revisión de este elemento sí que es necesaria la presencia de un mecánico de confianza, con el objetivo de que escuche e identifique posibles sonidos anómalos, que revise los niveles y que realice una inspección visual sobre si hay pérdidas de aceite o refrigerante. Incluso puede realizar una prueba de compresión, para estar seguros del estado del motor. También se puede conectar una máquina de diagnosis para comprobar los posibles fallos que tenga e incluso si los kilómetros que marca el coche son los reales.
  • Radiador: también sería necesaria la intervención de un taller mecánico para  analizar el estado del radiador y sus manguitos,  y comprobar los elementos que forman el sistema de refrigeración.
  • Aire acondicionado y climatizador: Actívalos en la prueba de conducción para comprobar que funcionan correctamente y que no hagan ruidos ni generen malos olores.
  • Testigos luminosos: hay que comprobar, al activar el contacto y arrancar el coche, que en el panel de instrumentación no queda encendida ninguna señal luminosa o mensaje de alerta o aviso de posible avería.
  • Luces: comprobar el correcto funcionamiento de todas las luces y faros (cortas, largas, antiniebla, intermitentes, luces de freno, luces de posición, warning y marcha atrás ).
  • Neumáticos y suspensiones:  es importante comprobar la presión, la profundidad del dibujo, el desgaste regular de la banda de rodadura y la ausencia de golpes o cortes. También se recomienda en una  prueba dinámica,  estar pendiente de que no existan ruidos, vibraciones o vaivenes anómalos.

 

Además, para conocer más a fondo un coche de segunda mano antes de comprarlo, se aconseja solicitar un informe del vehículo a la Dirección General de Tráfico. La DGT está obligada a llevar un registro de todos los vehículos que circulen por el país, el cual debe ser público para los interesados.

Con este informe, podremos conocer si existen cargas que pesen sobre el coche usado. Las cargas que pueden afectar a un vehículo son las siguientes:

  • Embargo: la anotación de embargo se realiza a partir de un mandamiento judicial o administrativo como medida preventiva, para garantizar el futuro cobro de una deuda impagada mediante una posible subasta pública.
  • Precinto: normalmente la anotación de precinto es consecuencia del mismo impago que ocasionó la anotación de embargo.
  • Denegatoria: esta carga no figura en el apartado de cargas, pero su existencia impide la transferencia del vehículo. Lo recomendable en estos casos, es pedir una «ampliación de denegatoria» a Tráfico, para ver qué motivos hay detrás, ya que pueden ir desde algún tipo de sanción, hasta haber sido intentado transferir por alguien que no era el legítimo propietario.
  • Reserva: es una de las cargas más ambiguas. Puede significar que existe un renting o bien puede ser una anotación de concurso de acreedores, entre otras posibilidades, como que la compra inicial del vehículo estuviera financiada y aún no se haya terminado de pagar. Mientras pese la reserva de dominio sobre el vehículo, la propiedad no podrá transferirse.
  • Hipoteca Mobiliaria: indica que el vehículo está gravado con una carga en garantía del pago de un crédito. Si el crédito está cancelado, se debe solicitar del acreedor la documentación necesaria para cancelar también la hipoteca en el Registro de Bienes Muebles competente.
  • Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica: es muy habitual ver anotada la carga IVTM, que significa que existen deudas derivadas del pago del impuesto.

Recomendamos que el informe que se vaya a solicitar a la Dirección General de Tráfico sea el completo, ya que esta modalidad, como su nombre indica, es el que nos va a permitir conocer no solamente las posibles cargas del vehículo que se quiera comprar, sino también la siguiente información:

  • Datos del titular, identificación del vehículo, (bastidor, marca, modelo, fecha de matriculación, si el vehículo consta en servicio de Renting y el municipio en el que se abona el impuesto de circulación).
  • Datos sobre el seguro obligatorio.
  • Historial de inspecciones técnicas realizadas, (ITV).
  • Historial de bajas.
  • Historial de lecturas del cuentakilómetros.
  • Información técnica, (potencia, combustible, dimensiones del vehículos y plazas).
  • Historial de titulares, (se muestra el número de titulares que ha tenido el vehículo, identificando las fechas en que cada uno de ellos fue titular, y mostrando si el titular se trataba de una persona física o jurídica). 
  • Información medioambiental, (combustible, consumo, categoría de vehículo eléctrico y autonomía eléctrica). 

 

Si tienes cualquier duda sobre la compra de un vehículo de segunda mano o cualquier otra consulta al respecto, no dudes en ponerte en contacto con nuestro Gabinete Jurídico. ¡Te la resolveremos de forma totalmente gratuita!

 

Lorem Ipsum

Artículos relacionados

Inversión en bolsa: conceptos, pautas y fraudes

Inversión en bolsa: conceptos, pautas y fraudes

"Con la información adecuada y un enfoque paciente, cualquiera puede aprender a invertir en bolsa. Sin embargo, invertir en acciones sin conocimientos financieros puede ser arriesgado." La bolsa de valores es un mercado donde se compran y venden acciones de empresas...

Qué debes saber sobre el equipaje de mano

Qué debes saber sobre el equipaje de mano

"Conocer las normativas y prácticas relacionadas con el equipaje de mano te permitirá disfrutar de un viaje sin complicaciones y optimizar tu experiencia de vuelo." El equipaje de mano es aquel que los pasajeros pueden llevar consigo en la cabina del avión, en lugar...

12 consejos para comprar comida online de forma segura

12 consejos para comprar comida online de forma segura

"En la era digital, la compra de alimentos online se ha convertido en una opción conveniente para muchas personas. Sin embargo, la seguridad de los productos que consumimos es primordial." En España, los titulares de las páginas web se tienen que inscribir en el...