AHORRAR EN LA CALEFACCIÓN

Diez claves para calentar la casa sin arruinarte en el intento

 

“Ola de frente frío que tras entrar por el Atlántico atravesará toda la península en los próximos días. Se esperan mínimas en negativo y las máximas no subirán de seis grados”. El invierno ya está aquí y con el frío las ganas de quedarse en casa. Sin embargo, las continuas subidas de la luz y el gas hacen que las facturas se conviertan en verdaderas torturas en estos meses. Pero, ¿existe la posibilidad de ahorrar energía y con ello en dinero cuando caen las temperaturas? La respuesta es un sí rotundo. Sólo hay que estar atentos al estado de nuestras instalaciones y a ciertos hábitos erróneos que podamos tener y, con ello, conseguiremos ahorros importantes a final de mes.

 

1.- Que no se escape el calor. Evidentemente, si no somos capaces de retener el calor en el hogar, el consumo se dispara al intentar mantener la temperatura que escojamos. ¿Qué hacer?  Incorporar a los cerramientos (muros, suelos, cubiertas, ventanas…) materiales que reduzcan las pérdidas de calor en invierno y eviten que éste entre en verano, ahorrando en calefacción y aire acondicionado.

2.- Atento a la instalación. Mi caldera va a pedales o a tirones. Si la instalación no tiene un funcionamiento óptimo, el consumo será mayor, además de ser potencialmente peligroso. Consejo: realizar revisiones periódicas de la instalación, con ellas ganaremos en eficiencia y en seguridad.

3.- Radiadores on fire.Evite las bolsas de aire que se puedan crear en los radiadores y que evitan que éstos funcionen al cien por cien. Para ello, púrguelos periódicamente, si hay aire en el sistema, el agua transmite peor el calor y el consumo subirá para llegar a la temperatura fijada.

4.- Habitación a habitación. Diferenciar la temperatura habitación por habitación nos permitirá un ahorro considerable, pues podremos optimizar nuestra instalación. ¿Cómo lo hago? Con válvulas termoestáticas en los radiadores que permiten que éstos se detengan en determinadas estancias al llegar a la temperatura que les marquemos.

5.- Freedom for radiadores. Libertad para los radiadores: no coloque ningún objeto en el radiador o cerca del mismo que pueda dificultar la transmisión de calor.

6.- ¿Espera visita?No caliente las habitaciones que no se van a utilizar. ¿Cómo? Fácil, cierre las llaves de paso de los radiadores que estén en ellas.

7.- Ojo a la puerta de atrás. Si el radiador está bajo la ventana, es posible que el calor se escape por detrás, hacia el exterior de la vivienda. Para evitarlo se puede instalar entre el radiador y la pared un panel de material aislante.

8.- Evite pérdidas… y miradas curiosas. Una vez que caiga el sol, cierre por completo las persianas para evitar pérdidas de calor. Al contrario, durante días de sol y, sobre todo si su casa tiene orientación sur, suba del todo la persiana para que el sol pueda calentar esa estancia. Ahorro importante.

9.- ¿Qué haces en manga corta?·Cada grado que aumente usted el termostato, se estima que requiere un incremento energético medio de un 7{f347e91c3d15e5e3e741233c2bb5698019e137ba99470c79a7a0399b10c19c94}. Es invierno, no es necesario estar en manga corta en casa, ni disfrutar de un clima tropical en el salón. Los expertos aseguran que tener la casa a una temperatura de unos 20 grados es suficiente para estar confortable. Recupere bata y manta y su cartera lo agradecerá.

10.- Que el invierno no entré en tu casa. Sí, las madres lo decían, tu habitación tiene que ventilar. Pero una cosa es ventilar y otra es congelar. Se estima que con abrir las ventanas unos cinco minutos sería suficiente para la renovación del aire, sin perder calor en demasía.

Javier Rey

Author: Javier Rey

Share This Post On