CONSEJOS PARA COMPRAR DE SEGUNDA MANO

Escrito por Patricia Esquiliche

Abr 3, 2019

3 de abril de 2019

Hoy en día, el mercado de segunda mano sigue en auge, especialmente en ciertos sectores, como el del automóvil, el informático y el de productos electrónicos, donde el mercado de segunda mano es una verdadera alternativa a los productos nuevos, ya que se trata de productos que se devalúan notablemente, aunque tengan poco tiempo de uso y estén en perfecto estado.

En cuanto a la compraventa de coches de segunda mano, el 60 por ciento de los españoles ha comprado alguna vez un coche de segunda mano y el 66 por ciento dice que adquiriría uno en la actualidad.

Además, se han ido creando multitud de plataformas donde los particulares pueden vender todo tipo de artículos que antes desechaban. En España, el uso de plataformas de compraventa de artículos de segunda mano ha crecido notablemente en los últimos años, ya que suelen ser gratuitas, muy fáciles de utilizar y, en ocasiones, permiten al usuario realizar búsquedas por proximidad geográfica.

Pero está claro que no todo son ventajas, a los consumidores les siguen surgiendo dudas sobre qué ocurriría si el producto está estropeado o no les gusta. Debemos tener en cuenta que la garantía es diferente si el producto en cuestión ha sido adquirido a un particular o a una empresa.

Compras de segunda mano a particulares.

En lo referente a compras de segunda mano efectuadas a particulares, debemos tener en cuenta que la compra está garantizada por ley, algo que desconocen generalizadamente tanto los compradores como los vendedores.

Al tratarse de una compra entre particulares, el comprador no es considerado consumidor y, en consecuencia, no estará amparado por la normativa vigente en materia de protección al consumidor. Pero esto no significa que el comprador esté desprotegido, ya que existe legislación que garantiza su adquisición.

Concretamente, y en virtud de los artículos 1484 y posteriores del Código Civil, el vendedor responderá al comprador por vicios ocultos de la cosa vendida durante los seis meses posteriores a la venta del producto. Es decir, que las compras de segunda mano, aunque se hayan efectuado a un particular, están garantizadas como mínimo por un período de seis meses desde la entrega. El vendedor debe reparar estos defectos ocultos si lo hacen impropio para su uso o lo disminuyen de tal modo que, de haberlos conocido, el comprador no hubiese adquirido dicho bien a ese precio. Sin embargo, si estos defectos están a la vista, el que vende no es responsable.

El cliente, en el plazo de seis meses, puede optar por que el vendedor le devuelva el dinero que pagó o por que se le rebaje una cantidad proporcional del precio. Además, si el vendedor conocía los vicios ocultos y no se lo comunicó al vendedor, éste podría tener derecho a una indemnización por daños y perjuicios en el caso de que rescinda el contrato. Sin embargo, entre particulares, y salvo acuerdo entre las partes, el comprador no puede exigir la sustitución por otro producto.
Además, debemos ser conscientes de que, al tratarse de una compra entre particulares, el comprador solo podrá hacer reclamaciones por la vía judicial.

Compras de segunda mano a empresas.

Los derechos que amparan a los compradores a la hora de efectuar una compra de segunda mano siempre son mayores si esta se efectúa a una empresa o comercio.

En este supuesto, el comprador sí será considerado como consumidor, pudiéndose acoger en consecuencia a lo establecido en la Ley General para la Defensa de los Consumidores, la cual establece de forma expresa que la garantía para los productos de segunda mano será como mínimo de un año.

El comprador puede pedir la devolución del dinero, la sustitución del producto, su reparación o una rebaja cuando se den los siguientes casos:

– El artículo no se ajusta a la descripción dada por el vendedor.
– El artículo no es apto para su uso normal o para un uso especial requerido por el consumidor.
– El artículo no presenta la calidad y las prestaciones habituales que el consumidor pueda esperar.

Con respecto a los plazos, desde la entrega del bien y hasta el sexto mes se presume que la falta de conformidad existía a la entrega del producto, pero a partir del sexto mes y hasta el año, la carga de la prueba recae sobre el consumidor, quien deberá acreditar al vendedor que el desperfecto del bien no es debido a un mal uso. En caso de conflicto, el usuario podrá ejercer sus derechos a través de la vía de consumo, interponiendo la correspondiente hoja de reclamaciones.

Es importante tener en cuenta que, tanto en los productos de segunda mano como en los nuevos, si el artículo no presenta defecto alguno, sólo será posible cambiarlo si el vendedor así lo hubiera reconocido previamente.

Compras de segunda mano por Internet.

Como decíamos al principio de este artículo, las compras de segunda mano por Internet son cada vez más habituales. Hoy en día cualquier persona o empresa puede vender un producto utilizando el magnífico escaparate que supone Internet en tan solo cuestión de minutos y con una facilidad impresionante. A la hora de hacer una compra en la red, debemos tener en cuenta si el producto que estamos adquiriendo lo estamos haciendo a un particular o a una empresa, ya que nuestros derechos y las vías de reclamación serán muy distintos en un caso u en otro.

La principal característica de comprar en Internet reside en no poder comprobar el objeto hasta que no lo hayamos recibido en nuestro domicilio. Es aquí cuando surge la mayor parte de los problemas, que suelen estar relacionados con el estado del bien, que puede estar más deteriorado de lo que habíamos imaginado a través de las fotografías o incluso tener algún desperfecto notable. Ante esto, el consumidor debe saber que, al tratarse de una venta por internet, existe el derecho de desistimiento, a través del cual el consumidor podrá, durante los catorce días hábiles siguientes a la recepción del producto, devolverlo sin motivo alguno, siempre y cuando la compra se realice a una empresa, ya que entre particulares no es de aplicación la normativa de defensa de consumidores. Un detalle importante es que la ley obliga al vendedor a informar de la existencia de este derecho de desistimiento.

Comprar de segunda mano en desguaces.

Según el Real Decreto 20/2017, de 20 de enero, sobre los vehículos al final de su vida útil, los centros autorizados para ello pueden separar las piezas y componentes de éstos para comercializados como piezas usadas o de segunda mano. Por ello, a tenor de la legislación vigente, si un particular adquiere una pieza de segunda mano a un desguace, ésta estaría sometida a una garantía de un plazo mínimo de un año, tal y como indica el artículo 123 del Texto Refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios. Es decir, que durante el plazo de un año el consumidor podrá solicitar la reparación de la pieza en caso de que no sea conforme o, en su defecto, la rebaja en el precio o la resolución del contrato, en caso de que la reparación no fuera posible o si ha habido sucesivas reparaciones.

No obstante, la garantía de un año puede verse mermada en los supuestos en los cuales estemos hablando de una pieza de desgaste, por ejemplo, los neumáticos, o cuando la avería sea debido a un mal uso.

Consejos para comprar de segunda mano.

1. Es importante que conozcamos si la compra la estamos efectuando a un particular o a una empresa, ya que los plazos de garantía son distintos en un supuesto o en otro, así como las vías de reclamación.
2. Compruebe el estado del producto in situ, además de comprobar el correcto funcionamiento de éste. Si la vía a través de la que efectúa la compra no le permite hacerlo presencialmente, asegúrese de obtener referencias del vendedor y la mayor información posible del producto que va a adquirir, como la procedencia, los años de uso, etc.
3. Exija siempre un justificante de pago, en caso de compra entre particulares, o la factura, en caso de que la compra se efectúe a una empresa. Sin este documento no podrá ejercer sus derechos en caso de problemas con la compra. Si el objeto es de valor, como un vehículo, firme además un contrato de compraventa.
4. Si se trata de un bien de segunda mano cuya garantía legal esté vigente, pida al vendedor la factura o tíquet de compra.
5. Conserve cualquier tipo de documentación que tenga relación con la compra, ya que podrá ser de utilidad en caso de conflicto: publicidad del producto, el contrato de compra o la información ofrecida a través de la web o correo electrónico, si se trata de una compra a través de Internet.
6. Procure adquirir los productos de segunda mano a empresas, ya que el plazo de la garantía es de un año, mientras que si la compra la efectuamos a un particular será de seis meses. Además, si queremos reclamar, es más sencillo hacerlo a una empresa ya que podremos utilizar la vía de consumo.
7. Si se trata de la adquisición de un vehículo de segunda mano, además de revisar el coche, no debemos olvidar solicitar la documentación, especialmente para comprobar si existen cargas fiscales.
8. Desconfíe de productos con fotos raras o precios excesivamente bajos. Puede deberse a que no es original o a que el producto no se encuentra en buen estado.

Lorem Ipsum

Artículos relacionados

PROHIBICIÓN DE USO DEL MEDICAMENTO HIDROXIETIL-ALMIDÓN

PROHIBICIÓN DE USO DEL MEDICAMENTO HIDROXIETIL-ALMIDÓN

"Estos medicamentos no se pueden utilizar desde el 15 de diciembre de 2022."  Esta suspensión se basa en diversos estudios que se remontan a bastantes años atrás, habiendo sido revisados en reiteradas ocasiones. Las restricciones introducidas en 2018 no consiguieron...

CONTADORES DE AGUA Y OBLIGACIÓN DE LECTURA

CONTADORES DE AGUA Y OBLIGACIÓN DE LECTURA

"Tenemos derecho a que la empresa suministradora tome la lectura de nuestro contador con una frecuencia no superior a tres meses."El Canal de Isabel II está adherido al Sistema Arbitral de Consumo. Esto quiere decir que, si la reclamación planteada ante el Servicio de...

FIN DEL SPAM TELEFÓNICO

FIN DEL SPAM TELEFÓNICO

"La Agencia Española de Protección de Datos, (AEPD), es quien tendrá que supervisar el cumplimiento de la regulación vigente."A partir del 30 de junio, se implementa una nueva regulación que prohíbe realizar llamadas telefónicas con propósitos comerciales a menos que...