10 consejos para comprar en temporada de rebajas

Iniciada la temporada de rebajas de invierno de 2016, en este post te recordamos los derechos de los consumidores y 10 consejos útiles para comprar en temporada de rebajas.

Tradicionalmente, el 7 de enero y el 1 de julio comienza el periodo de rebajas. Sin embargo, desde julio de 2012, la normativa permite que sean los establecimientos los que decidan libremente cuándo comienza el periodo de rebajas y la duración de las mismas. Podemos encontrarnos rebajas en cualquier época del año, sin embargo, la mayoría de los comercios continúan iniciando el periodo de rebajas pasado el día de Reyes.

La rebaja en los precios de los productos, no debe nunca implicar una rebaja en su calidad. Es muy importante saber que los artículos rebajados no deben estar deteriorados de ninguna forma. De ser así deben venderse como saldos.

No debemos confundir artículos rebajados con saldos o promociones. Los saldos son artículos deteriorados o de temporadas anteriores. En cuanto a las promociones, se trata de ofertar un producto en mejores condiciones para darlo a conocer e incentivar su venta. Al igual que ocurre con las rebajas, los productos en promoción no pueden tener defectos ni ser de peor calidad que los que se pondrán a la venta una vez concluido el periodo promocional.

Antes del Real Decreto Ley de 20/2012 de 13 de julio, los artículos rebajados debían llevar en venta al menos un mes en el establecimiento. A partir de esta ley ya no se exige que lleven un tiempo mínimo y cualquier producto puede ser objeto de descuentos.

Los derechos de los consumidores siguen siendo exactamente los mismos en rebajas que durante el resto del año. Pasamos a hacer un breve resumen de los mismos.

Tradicionalmente, el 7 de enero y el 1 de julio comienza el periodo de rebajas. Sin embargo, desde julio de 2012, la normativa permite que sean los establecimientos los que decidan libremente cuándo comienza el periodo de rebajas y la duración de las mismas. Podemos encontrarnos rebajas en cualquier época del año, sin embargo, la mayoría de los comercios continúan iniciando el periodo de rebajas pasado el día de Reyes.

La rebaja en los precios de los productos, no debe nunca implicar una rebaja en su calidad. Es muy importante saber que los artículos rebajados no deben estar deteriorados de ninguna forma. De ser así deben venderse como saldos.

No debemos confundir artículos rebajados con saldos o promociones. Los saldos son artículos deteriorados o de temporadas anteriores. En cuanto a las promociones, se trata de ofertar un producto en mejores condiciones para darlo a conocer e incentivar su venta. Al igual que ocurre con las rebajas, los productos en promoción no pueden tener defectos ni ser de peor calidad que los que se pondrán a la venta una vez concluido el periodo promocional.

Antes del Real Decreto Ley de 20/2012 de 13 de julio, los artículos rebajados debían llevar en venta al menos un mes en el establecimiento. A partir de esta ley ya no se exige que lleven un tiempo mínimo y cualquier producto puede ser objeto de descuentos.

Los derechos de los consumidores siguen siendo exactamente los mismos en rebajas que durante el resto del año por lo que os indicamos 10 consejos para comprar en temporada de rebajas:

 10 consejos a tener en cuenta para comprar en temporada de rebajas

1. El servicio postventa y la garantía son iguales que la de los productos adquiridos fuera del periodo de rebajas.

2. En el producto debe figurar tanto el precio original de venta como el rebajado, o bien indicar de forma clara el porcentaje de la rebaja, tanto en las etiquetas del producto como en los escaparates.

3. Se puede simultanear su venta con saldos y promociones, aunque deben estar claramente diferenciados del resto. Además, si junto a los artículos rebajados coexisten otros a precio normal, deberá existir suficiente separación entre ellos, de manera que no pueda darse posibilidad de error en el consumidor entre productos que están rebajados y los que no.

4. Para que un establecimiento pueda anunciar rebajas es necesario que éstas afecten al menos a la mitad de los artículos puestos a la venta. De no ser así, no se podría anunciar como una medida general, sino exclusivamente de los artículos a los que se refiere.

5. En cuanto a las devoluciones, la ley sólo permite que se realicen en el supuesto de productos defectuosos. Sin embargo, la mayoría de los establecimientos sí que admiten devoluciones durante un cierto periodo de tiempo desde su compra. Por eso, hay que asegurarse de si se puede o no efectuar la devolución. Si la admiten, hay que tener en cuenta que si adquirimos un producto antes de que comiencen las rebajas y se devuelve cuando ya han comenzado, no es legal que nos reembolsen el importe del producto rebajado, deben devolvernos el importe que nosotros abonamos en el momento de la compra.

6. El establecimiento puede establecer condiciones especiales para las compras en época de rebajas, como el pago con tarjeta o en efectivo, o la devolución a través de cambios, vales o dinero. En estos casos, debe expresarse claramente y de forma visible en el establecimiento.

7. Algunos comercios cobran los arreglos en artículos rebajados, pero si lo hacen, deben informar de ello e indicar claramente los precios.

8. Si surge algún problema con la adquisición de un producto rebajado, se debe actuar exactamente igual que con cualquier producto. Si no se consigue una solución amistosa, debemos solicitar la hoja de reclamaciones, asegurándonos de que se trata de una oficial, y plasmar en ella nuestra queja. En cuanto a las hojas de reclamaciones, los establecimientos están obligados a tenerlas todo el año, sean rebajas o no.

9. No olvide guardar siempre el ticket o factura de compra.

10. Es preferible comprar en un establecimiento adherido al Sistema Arbitral de Consumo para poder llegar a un acuerdo extrajudicial en caso necesario.

Patricia Esquiliche

Author: Patricia Esquiliche

Share This Post On