DERECHOS EN LOS ENVIOS Y ENTREGAS DE COMPRAS ONLINE

Una pregunta que se hacen muchos consumidores que ya hayan comprado online es ¿qué pasa si se demora mi pedido o si me llega fuera de la fecha en la que yo lo necesitaba? Si un producto sufre un desperfecto durante el envío, ¿de quién es la responsabilidad? ¿Qué gastos adicionales me pueden cobrar?

La directiva europea contiene respuestas para éstas y otras preguntas que nos podamos hacer los consumidores a la hora de hacer una compra online o a distancia o enfrentarnos a un problema que haya podido surgir en torno a un pedido realizado. Veamos cuáles son esos otros derechos recogidos en el texto.

Entrega
Además del derecho de desistimiento, los consumidores están protegidos por otra serie de derechos como por ejemplo el de Entrega, que recoge que salvo acuerdo en contrario de las partes sobre el plazo de entrega, el comerciante entregará los bienes mediante la transmisión de su posesión material o control al consumidor sin ninguna demora indebida y en un plazo máximo de 30 días a partir de la celebración del contrato.

¿Y si no llega a tiempo? Si el comerciante no cumple su obligación de entrega de los bienes en el plazo acordado con el consumidor, el consumidor lo emplazará a proceder a dicha entrega en un plazo adicional adecuado a las circunstancias. Si el comerciante no hace entrega de los bienes en dicho plazo adicional, el consumidor tendrá derecho a resolver el contrato.

Ahora bien, los 30 días estipulados no serán aplicables cuando el comerciante haya rechazado entregar los bienes o el plazo de entrega sea esencial a la vista de todas las circunstancias que concurran en su celebración o cuando el consumidor informe al comerciante, antes de la celebración del contrato, de que es esencial la entrega antes de una fecha determinada o en una fecha determinada. En tales casos, si el comerciante no cumple su obligación de entrega de los bienes en el plazo acordado con el consumidor, el consumidor tendrá derecho a resolver el contrato de inmediato.

Resuelto el contrato, el comerciante deberá reembolsar sin ninguna demora indebida todas las cantidades abonadas en virtud del mismo.

Tasas por la utilización de medios de pago
La normativa europea prohíbe a los comerciantes cargar a los consumidores, por el uso de determinados medios de pago, tasas que superen el coste asumido por el comerciante por el uso de tales medios.

Transmisión del riesgo
En los contratos en que el comerciante envíe los bienes al consumidor, el riesgo de pérdida o deterioro de los bienes se transmitirá al consumidor cuando él o un tercero por él indicado, distinto del transportista, haya adquirido la posesión material de los bienes.
No obstante, el riesgo se transmitirá al consumidor con la entrega al transportista, en caso de que el consumidor encargara al transportista el transporte de los bienes o el transportista elegido no estuviera entre los propuestos por el comerciante, sin perjuicio de los derechos del consumidor con respecto al transportista.

Pagos adicionales
Antes de que el consumidor quede vinculado por un contrato u oferta, el comerciante deberá buscar el consentimiento expreso del consumidor para todo pago adicional a la remuneración acordada para la obligación contractual principal del comerciante. Si el comerciante no ha obtenido el consentimiento expreso del consumidor, pero lo ha deducido utilizando opciones por defecto que el consumidor debe rechazar para evitar el pago adicional, el consumidor tendrá derecho al reembolso de dicho pago.

Ana Sebastián

Author: Ana Sebastián

Share This Post On