SEGUNDO DIVIDENDO DIGITAL

Cómo sobrevivir al cambio de frecuencias en la TDT

A lo largo de los últimos meses es posible que haya oído hablar de ello o, al menos, le hayan llegado campanadas sobre la necesidad de ¿adaptar las antenas? ¿Resintonizar los canales? ¿Cambios en la TDT? No hay que asustarse, efectivamente nos encontramos ante el que se ha denominado como Segundo Dividendo Digital y a lo largo del siguiente texto, y de la mano de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, intentaremos desgranar cuáles son las principales características del mismo y responder a las principales dudas de los ciudadanos. Como avance diremos que este proceso se realiza para liberar la banda de 700 megahercios (MHz) del espectro radioeléctrico, para poder desplegar en ella las  futuras redes de telecomunicaciones 5G.

Lo cierto es que la llegada de la esta nueva tecnología móvil 5G, parece que fue ayer pero la 4G se implantó a finales de 2014, conllevará multitud de beneficios en forma de productividad y competitividad, pero para su despliegue será necesaria la liberación de parte del espectro radioeléctrico, que se realizará además de forma simultánea en toda la Unión Europea. De hecho, es un proceso similar al que, como decíamos, se llevó a cabo a finales de 2014 y principios de 2015 ante la llegada de la tecnología 4G. En esta ocasión, el conocido como Segundo Dividendo Digital consistirá en la liberación, antes del próximo 30 de junio de 2020, de las frecuencias entre 694 y 790 MHz (banda 700 MHz).

Hay que señalar que, en la actualidad, en nuestro país, al igual que en otros varios, esa banda se está utilizando para prestar servicios de TDT, por lo que es necesario liberarla previamente, planificando nuevas frecuencias en la parte de la banda que continuará siendo utilizada por la TDT (470 a 694 MHz).Una vez liberada la sub-banda de 700 MHz, ésta se podrá poner a disposición de los operadores de comunicaciones electrónicas para el despliegue de nuevos servicios como el 5G.

Por tanto, España afronta este Segundo Dividendo Digital en cumplimiento, por un lado, de un mandato europeo, según se establece en la Decisión 2017/899 de 17 de mayo de 2017, sobre el uso de la banda de frecuencia de 470-790 MHz en la Unión, que establece que esta banda debe estar plenamente disponible antes del 30 de junio de 2020, afectando a toda la Unión Europea; pero, además, en el convencimiento de mantener la apuesta por el desarrollo de esta tecnología, que impulsa la competitividad del tejido empresarial y facilitará la aparición de nuevos productos y servicios para toda la ciudadanía.

¿En qué va a consistir?

Si el objetivo pasa por liberar parte del espectro radioeléctrico para la implantación de la tecnología 5G, en la práctica éste se traduce en que será necesaria una reordenación de la Televisión Digital Terrestre (TDT), reagrupando y ‘recolocando’ los canales para permitir ganar el fijado espacio. Ante la magnitud de este proceso, el mismo se ha programado para ser realizado escalonadamente en el tiempo por todo el territorio nacional, atendiendo exclusivamente a criterios técnicos.

Desde la citada Secretaría de Estado, dependiente a su vez del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, se señala literalmente que “ante la gran complejidad que supone coordinar los miles de centros trasmisores que hay distribuidos por toda la geografía ha llevado a dividir a España en 75 áreas geográficas”.

Esto significa que el Segundo Dividendo Digital será dispar en cada una de estas 75 áreas geográficas, pues cada una de ellas se verá afectada de diversa manera. ¿A qué se refiere la secretaría con esta puntualización? Principalmente a dos aspectos muy concretos, en cada zona se adaptará un número diferente de canales y en cada una de ellas habrá un plazo diferente para hacer las adaptaciones necesarias, a partir de una fecha concreta.

Para salir de dudas, el Gobierno ha puesto en marcha el portal www.televisiondigital.gob.es, desde el que, además de acceder a toda la documentación sobre este proceso, poder comprobar qué pasos y qué plazos para realizarlos hay dependiendo de la localidad en la que nos encontremos, con un localizador a través del código postal en el que se encuentre la antena sobre la que queremos consultar.

Recordar que en nuestro país, el despliegue se desarrollará en coordinación plena con los países vecinos, no sólo con los pertenecientes a la Unión Europea, sujetos al mismo proceso, también con Marruecos y Argelia.

¿Qué hay que hacer?

Sabiendo que el objetivo es ganar espacio en el espectro radioeléctrico para la implantación del 5G, para lo que habrá que reordenar la TDT liberando ese espacio y que dependiendo de la zona donde nos encontremos estos cambios afectarán de manera diferente, los ciudadanos ineludiblemente se preguntarán sobre qué medidas son las que tienen que emprender para cumplir con el Segundo Dividendo Digital. Volvemos en este caso al portal de la Secretaría de Estado para detallar algunas de estas acciones, que según sus propias estimaciones afectan a alrededor de 850.00 edificios y 21 millones de habitantes.

Comenzamos pues la información práctica desde el reconocimiento de que el cambio de frecuencias de algunas emisiones TDT requerirá la adaptación de las infraestructuras de recepción colectiva en los edificios, haciendo de nuevo hincapié en que tal adaptación no será uniforme en toda España, pues dependerá del número de múltiples que emplean la banda de 700 MHz en cada zona del territorio español. Así, habrá algunas áreas geográficas donde no se producirán cambios de frecuencias en los múltiples digitales de ámbito nacional y autonómico, en particular, como pudieran ser Asturias, Barcelona, A Coruña, Menorca, Melilla y una parte de las provincias de Toledo y Murcia.

Según el tipo de edificio y antena

Si hasta aquí hemos visto que no en todas las zonas el proceso afectará de la misma manera, hay que señalar que no todos los edificios de viviendas deberán hacer adaptaciones en sus equipos de recepción colectiva de televisión, quedando excluidos por ejemplos las viviendas unifamiliares y los edificios comunitarios de menor tamaño. Como norma general, estas viviendas unifamiliares o edificios pequeños cuentan con amplificadores de banda ancha, ya preparados para recibir los nuevos canales, por lo que no necesitarán adaptar sus infraestructuras de cara a este Segundo Dividendo Digital. En cualquier caso, llegado el momento, sí será necesario resintonizar los televisores para la reordenación de los distintos canales de TDT, llegado el momento.

Al contrario, aquellos edificios que por su tamaño e infraestructura actual sí deban realizar adaptaciones, éstas diferirán en función del tipo de la infraestructura previamente instalada.

En concreto, en viviendas con sistema de recepción de Antena Individual nos encontramos en la misma situación que en las pequeñas viviendas: suelen tener sistema con amplificador de banda ancha, por lo que no es necesario realizar la adaptación del sistema de recepción. Y al igual que en el caso anterior y una vez llegado el momento, sí será necesario resintonizar los televisores para la reordenación de los distintos canales de TDT.

Ahora bien, aquellos inmuebles que cuenten con Antena Colectiva, en la mayoría de los casos tendrán que contactar con un instalador registrado para que realice las adaptaciones necesarias en sus sistemas. Entre estos sistemas, los principales escenarios serían:

  • Centralita programable: Tendrán que reprogramar la centralita para el rango de canales afectados por la migración.
  • Amplificador monocanal: Tendrán que sustituir los amplificadores de los canales afectados por la liberación del Dividendo Digital.
  • Amplificador de banda ancha: no es necesario realizar la adaptación del sistema de recepción. Únicamente tendrá que realizar una resintonización del televisor.

Cómo saber cuál es mi caso

Sabiendo cómo actuar en cada caso, es posible que muchos ciudadanos desconozcan el sistema de recepción de señal con el que está equipado su inmueble. En este caso, el consejo que se da desde el Ministerio es ponerse en contacto con uno de los instaladores de telecomunicaciones registrados, cuya información de contacto se encuentra en el Registro de Empresas Instaladoras de Telecomunicaciones de la Secretaría de Estado para el Avance Digital (SEAD) y cuyo listado completo se encuentra disponible en la página web de esta Secretaría de Estado (www.avancedigital.gob.es) y en la web www.televisiondigital.gob.es.

Y en cuanto a la zona geográfica en la que nos encontremos y en cómo afectará el Segundo Dividendo Digital a la misma, los detalles completos sobre qué municipios integran cada una de las demarcaciones o áreas geográficas en las que se ha estructurado la geografía nacional para este proceso pueden consultarse en el Boletín Oficial del Estado en el “Real Decreto 391/2019, de 21 de junio, por el que se aprueba el Plan Técnico Nacional de la Televisión Digital Terrestre y se regulan determinados aspectos para la liberación del segundo dividendo digital”.

Contactando con el instalador

Como decíamos en el epígrafe anterior, en el caso de ser necesaria una adaptación de nuestro sistema de recepción de señal, ésta deberá ser realizada por un instalador de telecomunicaciones registrado. Desde la Secretaría de Estado inciden en que “será el administrador de fincas o el presidente de la comunidad de vecinos quien tenga que ponerse en contacto con un instalador de telecomunicaciones registrado para que compruebe el tipo de infraestructura de recepción de televisión que dispone e indique los cambios que deban realizarse”.

Cómo organización por la defensa de usuarios y consumidores, desde la Unión de Consumidores de Madrid-UCM queremos recalcarles que la empresa instaladora deberá proporcionar al propietario una descripción de los trabajos a realizar, un listado de los nuevos elementos que se vayan a incorporar y de los que sea necesario sustituir, así como un presupuesto para su ejecución. Una vez finalizados los trabajos, la empresa entregará al propietario un ejemplar del boletín de instalación que detalle los trabajos realizados. Además, sería recomendable solicitar diferentes presupuestos a varios instaladores.

Ayudas para las adaptaciones

Hacemos parón en este punto, en el que ya sabemos que por nuestra zona geográfica y por el tipo de inmueble y de antena estamos obligados a realizar una adaptación de nuestro sistema de recepción de señal para poder seguir viendo todos los canales tras los cambios de frecuencia para señalar que el Gobierno ha puesto en marcha un programa de ayudas para compensar los costes derivados de la adaptación de los edificios afectados por la liberación del Segundo Dividendo Digital. Estas ayudas serán gestionadas por la empresa pública RED.es, que depende de la Secretaría de Estado para el Avance Digital (Ministerio de Economía y Empresa).

La cuantía de las subvenciones, según especifica el Ministerio, oscila entre 104,3 € y 677,95 €, dependiendo del tipo de infraestructura instalada previamente y, por tanto, del tipo de adaptación que deba realizar el instalador. Las comunidades de vecinos podrán solicitar dicha subvención siempre con posterioridad a la contratación del servicio. Éstas son las cuantías fijadas, incluyendo impuestos indirectos:

  • Infraestructura de recepción de televisión (IRT) que no requiere de la instalación de equipamiento adicional, independientemente del número de múltiples digitales: 104,3 €.
  • Infraestructura de recepción de televisión que requiere de la instalación de equipamiento adicional para un múltiple digital: 156,45 €.
  • Infraestructura de recepción de televisión que requiere de la instalación de equipamiento adicional para dos múltiples digitales: 260,75 €.
  • Infraestructura de recepción de televisión que requiere de la instalación de equipamiento adicional para tres múltiples digitales: 365,05 €.
  • Infraestructura de recepción de televisión que requiere de la instalación de equipamiento adicional para cuatro múltiples digitales: 469,35 €.
  • Infraestructura de recepción de televisión que requiere de la instalación de equipamiento adicional para cinco múltiples digitales: 573,65 €.
  • Infraestructura de recepción de televisión que requiere de la instalación de equipamiento adicional para seis múltiples digitales: 677,95 €.

Tres certezas

Llegados a este punto y ante las dudas iniciales de muchos ciudadanos, recapitulamos tres certezas en torno a este proceso:

  • Con independencia de si hemos tenido que adaptar el sistema de recepción de señal de los edificios, todos deberemos resintonizar los televisores para poder disfrutar de la oferta completa de TDT, una vez que finalicen los simulcast, que no es otra cosa que los canales emitiendo simultáneamente en dos frecuencias distintas, antes del cambio definitivo.
  • El Segundo Dividendo Digital no implicará la aparición ni desaparición de canales de televisión, pues simplemente consiste en el desplazamiento de las frecuencias.
  • En ningún caso será necesario el cambio, sustitución o transformación de los televisores ni de los descodificadores TDT, que en su totalidad seguirán siendo válidos. Recordemos que estamos ante un cambio de frecuencias y no ante un cambio en el sistema de emisión-recepción de canales de la TDT.

El porqué de estos cambios: el 5G

Como explicábamos desde el comienzo de este texto, la razón que ha llevado a afrontar esta búsqueda de liberalización del espectro radioeléctrico no es otra que la de implantar dentro de esa banda que quedará libre la tecnología 5G, como anteriormente sucediese en el primer Dividendo Digital con la 4G.

El propio Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital ha querido recoger en la página web donde aglutina toda la información sobre este Segundo Dividendo Digital un apartado para intentar esclarecer, que no justificar, el porqué afrontar todos estos cambios para la implantación de esta nueva tecnología, con todos los gastos que ello conlleva.

De esta manera, recoge que 5G es la denominación de la nueva generación de tecnología móvil, que mejora sensiblemente las prestaciones (ancho de banda, latencia, capacidad de dispositivos conectados) de acceso a Internet en movilidad respecto a las generaciones anteriores. Sus especiales características, señala, “hacen de ella una pieza clave para acelerar la transformación digital de la sociedad y la economía”.

A la hora de hablar de las ventajas que conllevará la generalización de la tecnología 5G frente a las anteriores 4G y 3G, los nuevos servicios 5G, especifica la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, permitirán a los usuarios disfrutar de conexiones de banda ancha ultrarrápida, conexiones masivas de dispositivos, facilitando el desarrollo del IoT. Además, facilitará disfrutar de nuevas aplicaciones como la sanidad en línea o el coche conectado por sus características de conexiones ultrafiables y con una muy baja latencia.

Las redes y servicios 5G no son sólo una nueva generación de la tecnología móvil, sino que van a permitir el desarrollo de nuevos servicios que podrán beneficiar a la economía y a la sociedad en su conjunto. La capacidad de gestionar millones de dispositivos en tiempo real de las redes 5G es un elemento esencial para el desarrollo de servicios que hasta ahora no estaban a nuestro alcance como es la fabricación inteligente en entornos de fabricación distribuidos, el control remoto de dispositivos en tiempo real que va a facilitar el coche conectado y posteriormente el coche autónomo, así como la gestión inteligente del transporte y de los recursos energéticos.

Asimismo, 5G va a permitir ampliar la cobertura de banda ancha a velocidades altas en zonas rurales y aisladas del territorio español, contribuyendo a la reducción de la brecha digital y a la disponibilidad de servicios públicos digitales en toda nuestra geografía.

Estudios sobre el 5G

El impacto transversal de la tecnología 5G está reflejado en diversos estudios publicados en los últimos años. En nuestro entorno más inmediato, los análisis de la Comisión Europea prevén que los beneficios estimados al introducir el 5G en cuatro sectores productivos (automoción, salud, transporte y “utilities”) aumentarían progresivamente hasta alcanzar los 62.500 millones de euros de impacto directo anual dentro de la Unión Europea en 2025, que se elevaría a 113.000 millones de euros sumando los impactos indirectos. El mismo estudio estima que en nuestro país se obtendrían unos beneficios indirectos en los 4 sectores analizados de 14.600 millones de euros y una importante creación de empleos, según estimaciones recogidas por el Ministerio.

Sin discutir pues la importancia de la implantación y generalización de la tecnología 5G y justificando así los cambios que se están produciendo en el denominado Segundo Dividendo Digital, recuerden que el departamento de atención al socio de la Unión de Consumidores de Madrid-UCM se encuentra a disposición de los mismos para intentar solucionar cualquier tipo de duda o consulta que con respecto a las adaptaciones requeridas para liberar la banda pudieran surgirles.

Javier Rey

Author: Javier Rey

Share This Post On