CONSEJOS PARA USUARIOS DE GIMNASIOS

Tabla de ejercicios para que no te engañen en el gimnasio
Si no ha sido una de tus promesas al comenzar el año, lo será conforme se acerque el verano y la primavera vaya desterrando a la ropa de invierno al armario: ponerse en forma y cuidar la salud ha sido y es una de las preocupaciones para buena parte de los consumidores. Y dentro de este objetivo de ponernos en forma y de hacer algo de deporte, los gimnasios y salas de musculación juegan un papel importante: precios más asequibles, horarios flexibles y proximidad geográfica son parte del secreto de su éxito. Lamentablemente, esta proliferación de gimnasios “low cost”, que ofrecen unos precios muy competitivos a cambio de contratos de larga duración, hace que los consumidores deban estar más atentos a posibles contratos que puedan incluir algunas cláusulas que generen un desequilibrio entre derechos y obligaciones del consumidor y el empresario.

Anunciando que el próximo 15 de junio de 2017 entrará en vigor en la Comunidad de Madrid la ley 6/2016, una nueva normativa que regulará el ejercicio de las profesiones del deporte y que incluye todas las actividades físicas y deportivas, con el objetivo de acabar con el intrusismo y de asegurar la profesionalidad de todos aquellos que formen parte en la docencia y/o práctiva deportiva, repasemos unos sencillos consejos que nos evitarán sobresaltos inesperados y que, en caso de conflicto, nos ayudarán a defender nuestros derechos como usuarios

 

La tabla de ejercicios

Ejercicio 1.- La elección. Estudie varias ofertas de gimnasios antes de decantarse. Infórmese sobre cuáles son las actividades y clases que se incluyen y si tiene derecho a otros extras como taquillas o parking.

Ejercicio 2.- La baja. Antes de firmar el contrato, infórmese de cómo y en qué momento es posible darse de baja.

Ejercicio 3.- Formas de pago. Preste atención a la forma de pago y valore la conveniencia de elegir pagos mensuales frente a pagos por anticipado (abonos trimestrales, anuales, etc) ante un posible cierre del centro sin previo aviso.

Ejercicio 4.- La cuota de permanencia. Infórmese sobre la cuota de permanencia que muchos gimnasios incluyen como requerimiento para beneficiarse de precios más bajos.

Ejercicio 5.- El contrato. Compruebe que el contrato no incluya ninguna cláusula que pueda considerarse como abusiva como por ejemplo las que contemplen subidas de precio, cambio de horario o supresión de actividades de forma unilateral por el gimnasio y sin previo aviso. Es muy importante conservar el contrato de alta.

Ejercicio 6.- La publicidad. Los usuarios tienen derecho a que la publicidad del gimnasio sea veraz, cierta y no induzca a error. Consérvela en cualquier caso, será vinculante en caso de conflicto. El gimnasio está obligado a colocar en lugar visible y en castellano información sobre su lista de tarifas y de las actividades que ofertan y la información sobre lo que incluye cada una.

Ejercicio 7.- La factura. Exija una copia de la factura por el pago de los servicios que ha contratado o una copia del ticket de compra de los productos que ha adquirido dentro del gimnasio.

Ejercicio 8.- Examen médico. Solicite a los responsables del gimnasio que le realicen un examen médico previo para conocer en qué condiciones físicas y estado de forma se encuentra y preparar una tabla de ejercicios acorde a dicha condición.

Ejercicio 9.- En caso de que utilice el servicio de taquillas, procure no dejar objetos de valor dentro de ellas. En caso de que tenga que hacerlo, opte por las taquillas de alquiler (diferentes a las taquillas de monedas) ya que el establecimiento tiene el deber de custodia y vigilancia de lo que se deposite en este tipo de taquillas. Exija, para ello, un justificante del pago de la taquilla, que aparezca bien en el contrato con el gimnasio o en un recibo.

Ejercicio 10.- Reclamaciones. En caso de no estar conforme con alguno de los servicios contratados puede presentar una reclamación solicitando el libro de reclamaciones en el establecimiento y presentándola en cualquier formato en la Oficina Municipal de Información al Consumidor más cercana a su domicilio, en la Dirección General de Comercio y Consumo o a través de Internet, por la sede electrónica de la Comunidad de Madrid. Recuerde que el servicio jurídico de la Unión de Consumidores de Madrid-UCM está a su disposición. No dude en consultarnos.

 

Carlos Palomares

Autor: Carlos Palomares

Share This Post On