DERECHOS EN LOS TALLERES DE REPARACIÓN DE VEHÍCULOS

 

Los diez mandamientos en los talleres de coches

 

¿Qué información deben darme en el taller? ¿Qué debe incluir el presupuesto? ¿Qué piezas pueden ponerme? ¿Pueden cobrarme la ‘estancia’ del vehículo? Conocer la ley nos ayudará a perder el miedo y a evitar posibles engaños en los talleres de reparación de vehículos. El Real Decreto 1457/1986, de 10 de enero, es la norma que regula la relación entre los talleres y los usuarios de los mismos y éstos, sus diez mandamientos.

 

1.- Piezas de repuesto

Todas piezas de repuesto deben ser nuevas y adecuadas para el modelo del vehículo, con alguna excepción, como cuando, previo consentimiento del cliente, el taller pueda instalar elementos restaurado por los fabricantes; o, previa conformidad por escrito, pueda utilizar piezas usadas por razón de urgencia justifica o por tratarse de elementos que han dejado de fabricarse. El taller está obligado a enseñar al cliente, y a entregarle al término de la reparación, las piezas sustituidas.

 

2.- Información obligatoria

Los talleres oficiales de marca tendrán en todo momento a disposición del público los catálogos y tarifas, actualizados, de las piezas de repuesto, así como tablas informativas sobre los tiempos de reparación y un sistema de valoración del coste de las reparaciones o intervenciones mecánicas.

 

3.- Derecho de admisión

Los talleres tienen la obligación de atender al público siempre que las peticiones de reparación se realicen dentro de su horario; si bien, los de marca pueden negarse a reparar los vehículos fabricados por otras marcas distintas.

 

4.- Presupuesto

Todos los usuarios tienen derecho a obtener un presupuesto de reparación por escrito, con los datos del taller, el cliente, el vehículo, una descripción de las reparaciones que se deben realizar, indicando los elementos o piezas que necesitan ser reparadas o sustituidas, el precio desglosado de la reparación, fecha prevista de entrega, validez del presupuesto, fecha y firmas del taller y cliente.

Si el usuario no acepta el presupuesto, se le devolverá el vehículo en las mismas condiciones y el taller sólo iniciará la reparación cuando el usuario haya aceptado el presupuesto.

Las averías o defectos ocultos que pudieran aparecer deberán notificarse al usuario, además del nuevo coste.

 

5.- Resguardo de depósito

Cuando el vehículo quede depositado en un taller, tanto para hacer un presupuesto como para repararlo, se entregará un resguardo del depósito del automóvil. El presupuesto por escrito firmado por taller y usuario tendrá validez como resguardo de depósito. En caso de pérdida del resguardo, el usuario deberá identificarse a plena satisfacción del taller para retirar el vehículo.

 

6.- Renuncia

El usuario podrá desistir en cualquier momento del encargo realizado, reparación o elaboración del presupuesto, abonando al taller el importe de los trabajos efectuados por el mismo hasta la retirada del vehículo.

 

7.- Factura

Los talleres están obligados a entregar una factura, firmada y sellada, debidamente desglosada y en la que se especifiquen cualquier tipo de cargos devengados, las operaciones realizadas, piezas o elementos utilizados y horas de trabajo empleadas y los impuestos aplicados.

 

8.- Gastos de estancia

Si transcurridos tres días hábiles, el cliente no notifica si acepta el presupuesto o no acude a retirar el vehículo reparado, y siempre que el vehículo esté en un local bajo custodia del taller, los talleres podrán cobrar gastos de estancia del vehículo.

El taller no podrá utilizar, bajo ningún concepto, para uso propio o de terceros ningún vehículo que haya sido dejado en reparación, sin permiso expreso del usuario.

 

9.- Garantía de las reparaciones

Todas las reparaciones o instalaciones de piezas estarán garantizadas como mínimo por tres meses o hasta los 2.000 kilómetros. La garantía es válida siempre que el automóvil no sea manipulado por otro taller, salvo que haya una autorización expresa del primero.

La garantía es total y las reparaciones serán gratuitaso, incluyendo materiales y mano de obra. El taller podrá negarse a reparar el vehículo con cargo a la garantía, cuando el fallo mecánico se deba a averías o vicios detectados y que hubieran sido comunicados previamente al usuario, y cuya reparación no fue aceptada.

 

10.- Reclamaciones

Todos los talleres tendrán hojas de reclamaciones a disposición de los usuarios, pudiendo presentar reclamación por cualquier medio si no se facilitase y con independencia de que pueda solicitar la presencia de la policía local para que levante atestado por si procede la interposición de la una sanción administrativa.

Javier Rey

Autor: Javier Rey

Share This Post On